¿Te excitan las personas mayores?

El deseo y la excitación pueden provenir de cualquier objeto, persona o situación. Así como los seres humanos somos diferentes y diversos, también lo son nuestras prácticas sexuales,

¿Te excitan las personas mayores?

Confundida, muchas veces, con las relaciones denominadas “40-20”, la gerontofilia lleva esta atracción a un nivel superior. Es una parafilia que consiste en la búsqueda de una pareja sexual de la tercera edad.  Las personas que sufren esta filia sólo pueden conseguir la excitación por medio de observar, sentir y oler las características  físicas que distinguen a un anciano: piel arrugada, flácida, calvicie y canas.

Una publicación realizada por la Federación Latinoamericana de Sociedades de Sexología y Educación Sexual, señala que la gerontofilia tiene dos variantes, la alfamegamia cuando la atracción es por un hombre entrado en años y la matronolagnia cuando es por una mujer madura. Se puede presentar en relaciones heterosexual y homosexual.

Generalmente esta filia se presenta en la adolescencia, etapa donde la mayoría inicia su actividad sexual. Para ser considerado gerontofilia debe existir entre los individuos una diferencia de aproximadamente 35 años. Situación que hace de esta parafilia algo poco frecuentes.

Existen diversas teoría sobre el origen de esta atracción, la mayoría señala que es el porte de seguridad, inteligencia y protección de las personas ancianas lo que puede detonar la filia.

Las prácticas sexuales son infinitas, en ellas interactúan deseos, traumas  o fijaciones; sin embargo, no por ello son malas. Es importante analizar su origen y si se ejerce tratar de hacerlo de la manera  respetuosa para todas las partes que intervienen, así con la mayor seguridad posible.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

7 deportes que puedes practicar con tu perro
¿Qué hay detrás del 69...?