¿Qué hacer en caso de un terremoto?

La Tierra está temblando, este es un hecho y es inevitable. Lo que podemos hacer es prepararnos por un eventual sismo.

¿Qué hacer en caso de un terremoto?

En Un Recreo te damos una guía para que actúes en caso de terremoto. Es importante aclarar que estas son recomendaciones, y que depende de cada situación el cómo se deben aplicar. Lo más importante, sin duda, es procurar mantener la calma para reaccionar con cabeza fría.


1) Antes del terremoto

No podemos evitar un terremoto pero sí podemos estar lo más preparados posible. Estudios indican que es más probable ser herido por objetos que se caen o son lanzados al aire (televisores, lámparas, vidrios, libreros, etc.) que morir en un edificio derrumbado.

  • Identifica mentalmente las salidas de emergencia, ya sean de tu casa o trabajo.
  • Asegura el anclaje de muebles y electrodomésticos altos y pesados a la pared para evitar que se vuelquen durante la sacudida.
  • Evita acumular objetos que puedan entorpecer las posibles vías de escape.
  • Identifica las zonas más seguras en cada habitación: muros de carga, pilares, marcos de puertas (que no tengan cristal sobre ellos), etc.
  • Habla con tu familia y juntos determinen un lugar de reunión y quién debe ir a buscar a los más pequeños de la familia.
  • Almacena comida para casos de emergencia. Esta comida no debe requerir de refrigeración ni mucha preparación. Ejemplos de estos alimentos pueden ser enlatados precocidos, cereales, frutos secos, sopas instantáneas, galletas, caramelos. Así mismo, asegúrate de tener mucha agua y bastante leche en polvo.
  • No olvides revisar periódicamente la fecha de caducidad de los envases e ir sustituyéndolos.
  • Ten preparado además utensilios de cocina como abrelatas, cubiertos de plástico y una navaja multiusos.
  • Es fundamental tener un botiquín de primeros auxilios con vitaminas, vendas, cicatrizantes y todo lo que exija la legislatura de primeros auxilios en tu región. Si ya tienes uno en casa no olvides revisar constantemente las fechas de caducidad.
  • Es de vital importancia tener un silbato, una radio, una linterna y varios juegos de pilas y guardarlos en una parte cercana a tu cama, por ejemplo en la mesa de noche.

2) Durante el terremoto

Como dijimos anteriormente, la forma de reaccionar dependerá del contexto en el que estés. No es lo mismo estar dentro de un edificio que al aire libre o dentro de un automóvil. Lo primordial: mantener la calma y no causar pánico a los demás.

  • Si estás dentro de un edificio no salgas hasta que acabe el terremoto. En cambio, debes alejarte de todo objeto que pueda caerte encima o de ventanas o espejos que puedan explotar. Busca una mesa o mueble sólido y ponte debajo.

  • Si encuentras un pasillo, una columna, una esquina de la sala o el marco de una puerta siéntate, flexiona las rodillas y proteje tu cabeza con las manos o con un cojín. Estos lugares dificilmente colapsan y crean un nido protector que se conoce como el triángulo de la vida.
  • Si estás conduciendo un vehículo al momento del sismo, aparca a un lado de la vía y pon las luces estacionarias. No te detengas debajo ni sobre un puente. No salgas del vehículo hasta que termine el terremoto.
  • Si te encuentras al aire libre, aléjate de los edificios, postes o árboles. Busca sitios abiertos como parques o campos de fútbol.

3) Después del terremoto

Este momento es crucial, pues supone que realices una rápida evaluación de los hechos para saber cómo proceder. Recuerda que muchas veces se dan réplicas y que estas pueden ser aún peores que los terremotos.

  • Sigue el protocolo de evacuación de tu empresa, escuela o lugar público donde te encuentres. Si estás en casa, revisa los daños causados y si notas averías evacúa el edificio. No uses el ascensor, solo las escaleras.
  • Aléjate de ventanas o balcones que puedan ceder con tu peso.
  • Cierra el ducto del gas y del agua. No enciendas la luz pues podría producirse un corto, mejor usa la linterna.
  • Si quedaste atrapado, intenta moverte entre los huecos de los escombros. Pero si no logras salir, mantén la calma, espera a que lleguen a rescatarte. De ser posible consigue el silbato, la radio y la linterna que te sugerimos en el paso 1 (prevenciones).
  • Si estás fuera de casa, no entres allí hasta asegurarte de que no hay daños.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Esto es lo que sucede cuando masajeas este punto en tu frente
Mira estas 18 increíbles ciudades fantasma que te encantaría conocer (si tienes las agallas)