14 Formas en las que los perros y los gatos son completamente diferentes

El hablar de perros y gatos es hablar de dos de las mascotas predilectas de muchos de nosotros, esos compañeros que están con nosotros de día y de noche, que no nos dejan solos y que dependen de nosotros para casi todo.

14 Formas en las que los perros y los gatos son completamente diferentes

Pero hablar de perros y gatos también es hablar de dos animales completamente diferentes, con reacciones absolutamente distantes que nos intrigan, nos sorprenden y nos divierten. Mientras que los perros son más tiernos, a los gatos les gusta su independencia. Y mientras que los gatos pueden escalar paredes, subirse a un árbol de un solo brinco o mantener el equilibrio sin importar la altura, los perros suelen ser más desesperados, menos cuidadosos con sus movimientos y más miedosos

Sin embargo la realidad es que a los dos los amamos con locura, por lo que a continuación traemos esta complicación de 14 formas en las que los perros y los gatos son como el agua y el aceite, ¡te encantarán y seguro hará que te enamores más de tu mascota!

1. Ver la tele con un gato es muy distinto a ver la tele con un perro

Gato sentado no te deja ver la tv, perro acostado a tu lado mientras ven la tv

2. Son un poco diferentes a la hora de jugar

Gato se molesta cuando su dueño le hace cariños

Perro se emociona cuando juega con su dueño

3. Cuando un perro trata de imitar a un gato las cosas salen mal

Gato parado en la manija de la puerta de un auto; perro atorado entre la pared y una reja

A pesar de que los perros son muy ágiles, jamás los podremos comparar con la agilidad que tiene el gato

4. Muestran su agradecimiento de manera distinta

Gato acostado en una caja sobre su cama; perro acostada en su cama

Un perro te hará saber que disfruta tus regalos; un gato te hará saber que no puedes comprar su amor

5. ¿Muestras de afecto?

Gato tiene cara de estresado mientras su dueño le hace cariños

Perro emocionado mientras su dueño le hace cariños

No todos los gatos aman que les rasquen la panza; te reto a encontrar un perro al que no le guste

6. Formas de llamar tu atención

Gato se acuesta sobre la computadora que está usando su dueño; perro se acuesta en la orilla de la computadora que está usando su dueño

Si un gato exige tu atención, tendrás que ponerle atención; un perro intentará hacértelo saber sutilmente

7. Compartir un rato juntos

Gato se queda dormido mientras su dueño juega; perro pone atención mientras su dueña le cuenta un cuento

Al gato no le interesan tus hobbies; a tu perro tampoco, pero fingirá para pasar tiempo contigo

8. El agua no los divierte igual

Gato flotando en el agua adentro de un recipiente de plástico; perros jugando en el mar

9. Los gatos son más escurridizos; los perros, bueno.. los perros no

Gato atorado en una caja de plástico; perro atoró su cabeza en una pecera de vidrio

10. No esperes que tu gato sienta culpa o remordimiento

Gato sonríe cuando lo sorprenden ensuciando la ropa; perro con cara de arrepentimiento cuando lo descubren rompiendo una revista

11. Los dos robarán tu comida, pero en forma muy distinta

Gato robando comida enfrente de su dueño; perro se espera a que los dueños se volteen para robarles la comida

Los perros esperan a que te distraigas para atacar… los gatos son más cínicos

12. Hablemos de los paseos

Gato acostado en el césped con la correa puesta; perro jalando la correa mientras pasea por el césped

Mientras tu perro te ruega que lo saques a pasear, tú le ruegas al gato

13. Al hacer amigos los gatos son un poco más pasivos-agresivos

Gato metiéndole la cabeza a otro gato en el escusado; perro con la pata tiernamente sobre otro perro

14. Los dos nos hacen reír con sus metidas de pata… literal

Gato va corriendo y se tropieza y cae

Perro se sube a mesa y se tropieza y cae

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Robarle el celular a este hombre ‘dormido’, fue lo peor que les pudo haber pasado
24 Ilustraciones que reflejan cómo ha cambiado nuestra sociedad y el mundo entero con el uso del Internet