La increíble historia de un niño de 3 años que recordó su vida pasada

En una región de los Altos de Golán, cerca de la frontera de Siria e Israel, un niño de 3 años de edad relató que fue asesinado con un hacha en su vida anterior.

La increíble historia de un niño de 3 años que recordó su vida pasada

El muchacho era de la etnia Drusa, y en su cultura se acepta la existencia de la reencarnación como un hecho. Nació con una gran mancha de nacimiento de color rojo en la cabeza. Los Drusos creen, como algunas otras culturas lo hacen, que las marcas de nacimiento están relacionados con las muertes de vidas pasadas. Cuando el niño tenía la edad suficiente para hablar, le dijo a su familia que había sido asesinado por un golpe en la cabeza con un hacha.

Pero lo sorprendente no fueron sus palabras, sino que fue capaz de mostrarles a los ancianos de la aldea el lugar exacto donde el asesino enterró su cuerpo. Después de una investigación al lugar indicado por el muchacho, descubrieron atónitos el esqueleto de un hombre allí, además del arma homicida, un hacha.

Mapa de los Altos del Golán

Y es que en esa aldea es una costumbre que los ancianos lleven a un niño a la edad de 3 años a la casa de su vida anterior, si él lo recuerda. El chico sabía el pueblo de donde era, por lo que ellos fueron allí. Cuando llegaron a la aldea, el muchacho recordó el nombre que tenía en su vida pasada.

Un local de la aldea, dijo que ese hombre había desaparecido cuatro años antes. Sus amigos y familiares pensaron que pudo haberse extraviado en territorio hostil cercano, como a veces sucede.

El niño también recordaba el nombre completo de su asesino. Cuando se enfrentó a este hombre, el rostro del presunto asesino se puso blanco, Lasch dijo a Hardo, pero él no admitió el asesinato. El muchacho luego dijo que podía llevar a los ancianos a donde estaba enterrado el cuerpo. En ese mismo lugar encontraron el esqueleto de un hombre con una herida en la cabeza que correspondía con su marca de nacimiento.

Esqueleto enterrado

Ante esta evidencia, el asesino confesó el crimen. El doctor Lasch, el único no-Druso, estuvo presente a través de todo este proceso. En su libro, “Niños que han vivido antes: La reencarnación de hoy”, el terapeuta alemán Trutz Hardo narra la historia de este niño, junto con otras historias de niños que parecen recordar su vida pasada con verificada exactitud.

La historia del chico fue presenciado por el doctor Eli Lasch, quien es mejor conocido por desarrollar el sistema médico en Gaza como parte de una operación del gobierno israelí en la década de 1960. El doctor Lasch, que murió en 2009, había contado estos acontecimientos asombrosos a Hardo.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

El invento para que las mujeres hagan pis de pie y que arrasa en internet
20 Lugares con el agua más transparente del planeta