4 cosas que nadie te ha dicho sobre los mensajes subliminales

Esto tiene sentido cuando pensamos en la publicidad descomunal que nos bombardea, y el consumismo a veces irracional del mundo entero.

4 cosas que nadie te ha dicho sobre los mensajes subliminales

Desde hace ya algún tiempo, los "mensajes subliminales", han sido motor de polémica: que una canción al revés dice frases satánicas, que una película infantil puso imágenes eróticas, casi imperceptibles, entre muchos más. Incluso hay teorías que dicen que la humanidad está controlada por seres “superiores”, y lo hacen a través de una serie de mensajes y claves en los programas que más vemos, en los productos que más comemos, y claro, en la música.

 

Es una frase que usamos en charlas cotidianas, pues extrañamente el tema nos llama la atención.

 

Y todo eso nos puede llegar a intrigar y a preguntarnos: ¿a quién se le ocurrió esta idea? Aquí tratamos de encontrarle pies y cabeza, pues son varias las personas que se han interesado en este tema y han otorgado gran cantidad de información.

 

Y hacemos esto con el objetivo de tener una idea más clara cada que alguien nos cuente sobre el misterio de los mensajes subliminales. Vamos entonces, conociendo un poco de historia para saber qué decir cada que se nos cruce una charla al respecto.

 

1. El significado

 

 

 

Si buscamos un poco en la web, podremos dar con que "subliminal" viene del latín Sub, ‘'por debajo de'’, y limen, ‘'umbral'’. O sea, esta palabra se refiere a aquellas cosas que son capaces de pasar desapercibidas; como por "debajo de la puerta". Y traduciéndolo a contexto, "mensajes subliminales" serían aquellas imágenes o palabras que tuvieran el mismo impacto que un mensaje, pero sin que nosotros nos no demos cuenta; que lograran penetrar en nuestro inconsciente, para luego hacernos actuar de acuerdo a la finalidad con que fue diseñado.


2. El origen

 

 

 

Se sabía que en 1955 se llevó a cabo una investigación sobre publicidad subliminal, encabezada por el publicista estadounidense James Vicary, que consistió en insertar en la película "Picnic", protagonizada por William Holden y Kim Novak, mensajes subliminales que aparecían en la pantalla a 1/3000 segundos y decían "¿Tienes hambre?, come palomitas" y "bebe Coca-Cola". Y se dijo que consecuencia de esta manipulación, las ventas de palomitas se incrementaron en casi 58% y las de Coca-Cola en un 18%. ¡Sorprendente!, ¿no?


3. La decepción

 

 

 

Pues ni tan sorprendente, después de casi una década, la Fundación para la Investigación en Publicidad, fue a dónde Vicary exigiendo informes y procedimientos a detalle sobre dicho experimento, a lo que Vicary nunca dio respuesta. Y en 1962 él mismo declaró en la revista Adversing Age que el experimento nunca se realizó: "Todo lo que logré, creo, fue poner una palabra nueva en uso común. Y para un hombre como yo que se dedica a escoger nombres correctos para productos y compañías, se me debería examinar la cabeza por haber escogido un nombre como subliminal…”


4. La conclusión

 

 

 

¡Vaya! Entoces ¿qué pasa con el consumismo y otros aspectos que sí son palpables? Pues quizás la respuesta no sea tan esotérica como parece, y todo se deba más bien a las estrategias publicitarias; los estereotipos, el miedo, entre otras herramientas de manipulación. Pero sobre todo, a la falta de razonamiento y crítica por parte de los consumidores que abunda hoy en día.

 

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Te sorprendería saber cuántos años tiene esta modelo
El hombre que subió a internet una foto de un médico durmiendo durante su guardia. Esto fue lo que sucedió después