Después de conocer estas 10 razones, no dejarás que tu hijo se quede a jugar en casa

¿Qué tan seguido sales a jugar con tus hijos? ¿Sueles llevarlos al parque, a correr, a la playa o de paseo?

Después de conocer estas 10 razones, no dejarás que tu hijo se quede a jugar en casa

Salir a jugar con tus pequeños no solo libera muchas hormonas de felicidad, también les trae beneficios estupendos que quizá ni siquiera imaginas.

En Un Recreo te damos a conocer 10 razones inesperadas por las que salir a jugar al aire libre con tu hijo lo harán un niño más feliz. ¿Qué esperas? Corre y llévalo a jugar ahora mismo.

1) Mejora su visión

Increíble pero cierto. Varios estudios demuestran que la luz natural reduce el riesgo de miopía en los niños y mejora la visión a distancia.


2) Duerme mejor

No se trata de un mito, es un hecho biológico. La exposición al sol estimula la glándula pineal que libera melatonina, lo cual le ayuda a tu pequeño a regular los patrones de sueño.


3) Desarrolla su capacidad de proyectarse a futuro

Vivimos en un mundo de inmediatez: pensamos en el hoy, en el ahora. Pero es importante enseñarle a nuestros hijos a pensar en el mañana, a proyectarse y a soñar para que después esos sueños se hagan realidad. Un estudio sugiere que que el contacto con la naturaleza le ayuda a tu pequeño a enfocarse en el futuro.


4) Fomenta su creatividad y libre pensamiento

Al aire libre no hay etiquetas, no existen las reglas ni tampoco los límites, los niños son libres de crear el mundo que deseen a su alrededor. Jugar en un sitio cerrado y supervisado forma a futuros trabajadores que siguen órdenes. Pero jugar de manera espontánea incentiva su creatividad y forma a futuros líderes.


5) Fortalece su sistema inmune

Muchas veces temes que tu hijo se resfríe por andar a la intemperie, pero la verdad es que jugar al aire libre mejora las defensas de tu pequeño. Las bacterias y virus del césped ayudan a fortalecer el sistema inmune de tu hijo. Adicionalmente, casi el 90% de la vitamina D que recibe -y que evita infecciones y enfermedades autoinmunes- proviene de la exposición al sol.


6) Lo mantiene de buen humor

El sol aumenta los niveles de serotonina en nuestro cuerpo, que es precisamente la hormona que regula el humor, la memoria y el apetito. Si tu hijo se siente irritable o ansioso, seguramente un paseo a la intemperie lo aliviará. Además, la escuela puede ser muy estresante para los niños, por lo cual es importante asegurarles un tiempo de juego al aire libre.


7) Mejora su capacidad de concentración

Los problemas de concentración en los niños son comunes, más aún en la actual generación. Si tu hijo tiene dificultades para concentrarse, la solución está literalmente afuera. Las actividades al aire libre reducen los síntomas del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad y, en general, mejoran el rendimiento académico de tu pequeño.


8) Fortalece su estado físico y su coordinación

Jugar al aire libre forma un físico activo y sano. Las superficies no uniformes, ramas, el lodo, etc., hacen que tu hijo desarrolle habilidades de balance, agilidad y percepción de la profundidad.


9) Desarrolla su sensibilidad

A través del contacto con la naturaleza, tu hijo puede conocer el mundo, tocarlo, palparlo. Esto hace que desarrolle su sensibilidad frente al mundo, la naturaleza y los seres vivos; y seguramente sus recuerdos más importantes cuando sea adulto estén relacionados con el aire libre.


10) Fortalece su capacidad de interactuar con los demás

Los niños en este entorno juegan sin importar quién gana o pierde, de hecho siempre buscan integrar a más chicos en la actividad. Esto hace que desarrollen sus habilidades sociales y de cooperación

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

Estos son los efectos que las emociones negativas tienen sobre nuestra salud
Hacer tus escritos a mano te mejorará la memoria