Por qué no deberíamos limpiar nuestros oídos con cotonetes

Se cree que los oídos se deben limpiar a menudo y lo más profundo que puedas.

Por qué no deberíamos limpiar nuestros oídos con cotonetes

Pero resulta que no es así: puedes limpiar solo la parte externa del oído y con un algodón húmedo. No se deben limpiar los oídos a niveles más profundos de lo que pueden alcanzar tus dedos.

Un Recreo decidió investigar qué sucede cuando limpiamos nuestros oídos con cotonetes. Y por qué no hay que hacerlo.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

22 Animales que no sabías que existían
La Tierra antes y ahora. Fotografías de la NASA que te dejarán con la boca abierta