7 Maneras de ayudarle a tu hijo a soportar el calor

En los diferentes lugares del mundo donde hace mucho calor los padres de los pequeños se preocupan por crear un ambiente cómodo para su hijo.

7 Maneras de ayudarle a tu hijo a soportar el calor

Un Recreo comparte contigo algunas recomendaciones del doctor Evgeniy Komarovsky, acerca de cómo ayudarle a tu hijo a soportar el calor.

Elige aire acondicionado

Para el dormitorio de tu niño es mejor optar por aire acondicionado que por ventilador. Lo importante es controlar los parámetros básicos: la temperatura y la humedad.

La temperatura ideal

La temperatura óptima es de 22 grados. La humedad, no menor a 40%. Para medir esto, te ayudarán un termómetro y un hidrómetro; y para corregir las condiciones, el aire acondicionado y el humidificador de aire o limpieza regular.

Todo con moderación

La temperatura se debe bajar poco a poco. Si en el dormitorio está a 30 °С y quieres bajarla a 24 °С, primero programa el aire acondicionado a 28 °С, media hora después a 26 °С y solo después a 24 °С.

Ventila a menudo

Periódicamente hay que permitir que entren corrientes de aire en el dormitorio; tanto el aire acondicionado como el ventilador secan el aire.

Ten en cuenta hacia dónde se dirige el aire

El aire del acondicionador no le debe llegar directamente al niño ni tampoco a su cama.

Baños frecuentes

Un baño o una ducha fresca de 1-2 minutos cada 1-2 horas serán de mucha utilidad. No es necesario secar meticulosamente al niño, ya que el agua que se evapora de la piel es una excelente forma de reducir el calor que siente el bebé.

Y recuerda hidratarlo constantemente

Los bebés necesitan beber mucho líquido. Los niños menores de 1 año pueden beber agua mineral sin gas de un sabor neutral; los niños más grandes, agua ligeramente salada o incluso con gas. Las posibles opciones pueden ser bebidas de frutas y bayas frescas o congeldas que contienen mucho potasio, así como los tés herbales. El mismo niño determinará la cantidad de agua que quiere beber. Lo importante es no obligarlo pero sí ofrecerle bebidas frecuentemente.

Por último, recuerda: si los padres tienen calor, el bebé tiene mucho calor. Y el aire acondicionado no es malo si sigues estas sencillas reglas.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

21 Cosas que entenderás si has tenido un amigo de toda la vida
8 formas de personalizar tu ropa ¡y hacerlo con éxito!