10 Trucos que rescatarán tu teléfono móvil mojado

¡Y yo creyendo que era imposible!

10 Trucos que rescatarán tu teléfono móvil mojado

A veces un par de gotas de agua o la humedad en exceso son suficientes para que tu teléfono móvil se descomponga o deje de funcionar bien. Sin duda, lo mejor que puedes hacer en estas situaciones es buscar ayuda de los especialistas. ¿Pero si no tienes la posibilidad de hacerlo?

En Un Recreo encontramos para ti 10 trucos de primeros auxilios a un móvil mojado.

Extrae el teléfono del agua lo más rápido posible y apágalo. Las partes del móvil se mojan en cuestión de segundos. No enciendas el teléfono hasta que te asegures de que está seco. Además, el agua puede provocar un cortocircuito.

Justo después de sacar el teléfono del agua, retira la tapa y la batería. Esto ayudará a disminuir el riesgo del daño de los circuitos interiores. Seca con cuidado las partes interiores del móvil con servilletas de papel o un paño suave.

Extrae la tarjeta SIM. Sécala bien y ponla a un lado para que se termine de secar, hasta que el móvil se pueda usar de nuevo.

Desconecta y quita todos los dispositivos periféricos como auriculares, tarjetas de memoria y todo lo que pueda obstruir cualquier tipo de ranuras.

Si tienes a la mano una aspiradora, úsala para que absorba el agua. Para eliminar los restos de humedad, hay que aspirar cada parte del móvil durante 20 minutos. Voltea el teléfono constantemente para que cada área quede bien aspirada.

No acerques demasiado el móvil a la manguera de la aspiradora, de lo contrario producirás una electricidad estática que es aún más dañina para tu dispositivo.

No uses secador de cabello para secar tu móvil, ni siquiera en el modo «suave». Al usar este aparato, te arriesgas a que la humedad pase de la superficie del móvil a su interior, lo cual es muy peligroso para los componentes electrónicos escondidos ahí. También podrías fundir algunas sus partes.

Puedes intentar secar tu móvil sumergiéndolo en una bolsa con arroz seco. El arroz es un buen absorbente, por lo tanto existe la posibilidad de que toda la humedad del teléfono sea absorbida por el arroz y esto evite la corrosión. Recuerda poner la tapa y la batería en el mismo contenedor pero desconectados del móvil.

Mantén tu móvil en esa bolsa o contenedor con arroz durante al menos 2-3 días. Este proceso es muy lento y la prisa solo haría más daño. Voltea de vez en cuando tu teléfono para que el agua se absorba mejor.

En lugar de arroz puedes usar gel de silice que muchas veces se encuentra en el calzado y ropa: incluso absorbe mejor el agua que el arroz.

Es importante que revises el teléfono cada hora durante las primeras 6 horas. Si en la superficie se junta la humedad, hay que volver a secar el dispositivo con unas toallas de papel o soplar con la aspiradora.

Pon tu móvil en un lugar soleado para que todos los orificios y ranuras se sequen por completo.

Puedes ponerlo sobre servilletas absorbentes o toallas de papel, incluso si ya lo habías aspirado o metido en un contenedor con arroz. Esto ayudará a absorber los posibles restos de agua del dispositivo.

Después de al menos 24 horas asegúrate de que tu móvil parezca seco. Revisa todos los puertos, ranuras y grietas. Si el telefono aparenta estar seco y limpio, puedes conectar la batería e intentar encenderlo. Debes estar atento a todo tipo de ruidos extraños posibles que pueda emitir tu móvil mientras lo enciendes, estos sonidos serían una señal de que algo está funcionando mal.

Si tu teléfono parece seco pero no enciende, tal vez sea porque la batería está descargada. Pon a cargar tu móvil y vuelve a intentarlo.

Si tampoco encendió, no tienes más remedio que acudir a un centro de servicio.No ocultes que tu móvil sufrió daños por agua, de todas formas lo descubrirán, pero cuanto más detalles des acerca del accidente, más fácil les será a los especialistas reparar tu dispositivo.

Consejos y advertencias

A veces en los almacenes de telefonía puedes encontrar sets para reanimar un móvil mojado. Es mejor tener uno de estos a la mano porque nunca sabes cuándo lo puedes necesitar.

  • Si tu móvil se sumergió en agua salada, es necesario limpiarlo con agua potable para que los cristales de sal al menos no queden en las ranuras.
  • Nunca aspires un objeto mojado. Podrías sentir un toque eléctrico.
  • Es importante secar el móvil antes de ponerlo a cargar.
  • No expongas tu móvil al calor prolongado si no quieres que algunos de sus elementos se derritan. No calientes la batería, puede derritirse o incluso explotar.
  • No intentes desmontar tu móvil por tu cuenta a menos que seas un especialista en eso, estos experimentos pueden causar un cortocircuito o una intoxicación con elementos químicos tóxicos.

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

La polémica publicación de una madre que puso en ridículo a su hijo por molestar a una compañera
18 Trucos que no sabías de las aplicaciones de mensajería instantánea