Mira cómo esta chica responde a un extraño que invalidó su enfermedad

Julie McGovern era una mujer muy atlética: pertenecía al equipo de atletismo de su universidad, y también había sido porrista en su escuela secundaria. El verano del 2005, le diagnosticaron mononucleosis,

Mira cómo esta chica responde a un extraño que invalidó su enfermedad

Como muchos adolescentes sufren de esta dolencia, Julie no le dio mucha importancia y siguió practicando deporte.

Después de un tiempo, los síntomas de Julie fueron aumentando, experimentando fuertes jaquecas, nauseas, dificultad para respirar, entre otros… Sabía que algo andaba mal: “Fui al médico y me dijeron que no era nada, pero yo sabía que estaban equivocados” Escribió en una publicación de Facebook.

Finalmente Julie encontró a un médico que la escuchó, y le diagnosticó el Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (por sus siglas en inglés POTS), condición que afecta al sistema nervioso caracterizándose por un anormal aumento del ritmo cardiaco. Los pacientes con POTS tienen problemas para mantener la homeostasis al estar parados de pie durante cierto tiempo. A veces también ocurre al cambiar de posición, por ejemplo pasando de una silla a otra, o al intentar alcanzar algo por encima de sus cabezas. Algunos pacientes también experimentan síntomas incluso mientras están acostados.

El 20 de julio pasado, alguien dejó una nota en su coche, que se encontraba estacionado en el aparcamiento para discapacitados. La nota decía: FAKER (impostora)

Faker

Ante esto, Julie se sintió muy herida y enojada, es así como decidió expresar su disgusto  y utilizar su experiencia para crear conciencia acerca de las personas que sufren condiciones parecidas a las de ella: “Hay muchas enfermedades que pasan desapercibidas para el ojo inexperto. Enfermedades como la insuficiencia cardíaca, la fibrosis quística, POTS, Asma, Lupus, y un sinnúmero de otras. Ser discapacitado no significa estar en una silla de ruedas o con muletas. Algunas enfermedades se manifiestan internamente y destruyen el cuerpo desde dentro. Tengo una de esas enfermedades”, manifestó Julie.

Julie, quiere que compartan su mensaje, con la esperanza  de que se comience a respetar a las personas aunque estas “no parezcan discapacitadas”. Y agregó que, aunque su enfermedad fue invalidada, esto no hace que su enfermedad sea menos real o su pelea menos importante: “Voy a seguir aparcando en el lugar para discapacitados, levantando la cabeza en alto y  uniéndome en la lucha para la búsqueda de una cura”.

“Ellos no saben lo que esta enfermedad ha tomado de mí. Ellos no ven las incontables noches en que lloro, empapando mi almohada con lágrimas, suplicando  y orando para que Dios me sane. Ellos no ven la debilidad, el dolor, los síntomas, que son muy reales, pero solo yo puedo sentir. Ellos no entienden, y hasta que les pase nunca lo harán”.

Esperemos que las personas comiencen a ser más tolerantes, y no juzguen solo por lo que ven. Muchas veces la verdad no se encuentra a simple vista.

¡Todo mi apoyo para esta chica!

Si te gustó esta nota, te recomendamos:

10 Niños que iniciaron negocios millonarios antes de los 15 años
Un cortometraje sarcástico que te dejará helado